title Aprovechamiento al máximo
description <div><b>Casi no hay ninguna moldura decorativa o revestimiento mural, que la empresa Maler, sita en la ciudad finlandesa de Ylivieska, no pueda producir. A fin de armonizar la variedad de productos, la calidad y el precio, la gerencia invirtió en un nuevo equipo de ensamble tipo finger joint Turbo-S 1000 de WEINIG.</b></div> <div></div> <div>Un equipo de ensamble tipo finger joint permite aprovechar muy bien madera de menor calidad. Por esta razón, Jani Oikari, gerente de Maler, desde el principio estaba seguro de que el ensamble tipo finger joint es la clave de una producción eficiente. Por consiguiente, invirtió en una Turbo-S 1000 con diversas opciones específicas del cliente. Debido a las experiencias positivas de muchos años, se dirigió a WEINIG y a la representación finlandesa, Penope, sita en Lahti. «Si uno está dispuesto a gastar tanto dinero, quiere estar seguro de que se alcanzará la capacidad de producción deseada», confirma el empresario. Tras un fuerte crecimiento continuo, el objetivo, entretanto, es mantener lleno el almacén de 12.000 m<sup>2</sup> y poder cumplir así de forma rápida y económica los deseos especiales de los clientes. Maler suministra su mercancía tanto a las tiendas de bricolaje como a la industria, lo que significa que tiene que cumplir unas exigencias muy altas en cuestiones de cantidad, plazos de entrega, calidad y constancia.</div> <div></div> <div>El equipo nuevo alinea las maderas cortas, en parte tronzadas de manera muy fina, con una precisión milimétrica, formando paquetes, los cuales se transportan a la estación de fresado o de encolado. Gracias al sistema Trimsaver de WEINIG con dos unidades de medición de la distancia por láser, es posible detectar y alinear las piezas de trabajo tronzadas de forma inclinada. Una opción adicional incluso permite expulsar estas piezas en la estación de separación mediante la marcha atrás de la cinta. Esto significa, que ya no se producen uniones ensambladas abiertas y conlleva, además, un ahorro de madera. Las maderas con canto muerto se entregan de forma centrada de una cinta a otra, de forma que ninguna madera se queda atascada. Maler aprovecha este recurso muy conscientemente para perfiles en los que, de todos modos, se quita esta parte. Así, el fabricante desea aprovechar su materia prima al máximo. «Hemos aconsejado a Maler fresar fingers de 7 mm, para así excluir casi por completo la formación de astillas», subraya Dirk Bartens, experto de WEINIG. Los resultados convencen al cliente. Jani Oikari está impresionado por la calidad constantemente elevada del ensamble. Foto: ¡Aceptado! Para Jani Oikari los negocios son también una cuestión de confianza. Fuente: Holzkurier</div>